El polvo siempre es un problema en el aseo, porque si en un mueble de casa u oficina se limpia diariamente, de todas formas, lo tendremos de vuelta al siguiente día, como si nunca se hubiera quitado.

Lo anterior pasa, porque muchas veces no se utilizan los materiales adecuados, por lo que al momento parece que quitamos el polvo, sin embargo, la realidad es que sigue ahí.

El polvo tiene que eliminarse, porque en caso de no hacerlo con eficiencia, se puede generar la proliferación de microorganismos, que a la larga pueden provocar enfermedades, lo que sin duda afectará la vida laboral o cotidiana de las personas.

Por lo tanto, para limpiar el polvo recomendamos desde plumeros, aspiradoras, paños, líquidos, sprays.

Compartimos algunos ejemplos de cómo limpiar el polvo:


1.- Si el mobiliario es de melanina, se debe optar por limpiar con un paño húmedo de un detergente neutro.

    2.- Si los muebles son de madera maciza lo recomendable es usar sprays de cera o silicona, con el fin de mantener el brillo y conservarlos por más tiempo.

      Pero si no tiene paciencia para hacer este trabajo, llámenos y en Crista Clean haremos limpieza profunda.

      Artículo creado con información de Guía limpieza.cl